vending ostenible

Teika es autosuficiente energéticamente en su central del Real de Gandia

La instalación de una planta fotovoltaica genera toda la energía que la compañía de vending necesita porque además incorpora acumuladores que almacenan el excedente.

La apuesta de Teika por la sostenibilidad y el medio ambiente es tan decidida que la compañía de vending sigue dando pasos hacia la autosuficiencia energética y la consecución de cero emisiones de CO2 a la atmósfera. Para conseguirlo, Teika ha instalado una planta fotovoltaica en su central del Real de Gandia. Se trata de abastecerse de la energía solar, incluso cuando no hay luz porque la instalación incorpora acumuladores que permiten afrontar la demanda las 24 horas del día.

Teika es autosuficiente energéticamente en su central de Real de Gandia

“El objetivo final se ha conseguido: desconectarse totalmente de la red, algo que muy pocas empresas consiguen, ya que hacen una inversión menor que ayuda a generar energía, aunque no toda la que necesitan porque no cubre las horas en las que no hay luz solar; en nuestro caso, gracias a los acumuladores lo conseguimos. Durante este mes de septiembre ya estamos consumiendo la propia energía que generamos”, según ha explicado Elías Sampedro, ingeniero de la oficina técnica del departamento de Operaciones de Teika.

Respecto a los acumuladores, Sampedro añade que “no son habituales si se dispone de conexión a la red eléctrica, sin embargo hemos querido incorporarlos para dar un paso más en la utilización total de la energía que estamos generando y así hacer poder hacer una desconexión real de la red”.

Una producción por encima de la media

Teika ya abastece las necesidades eléctricas de su central que ascienden a 130.000 kilovatios anuales con un equipamiento de placas con 100 kW de potencia y dos inversores de 50 kW. La instalación de paneles solares en la parte alta del edificio ya ha pasado la inspección de una auditoría externa que ha certificado todas las garantías de legalidad, calidad y seguridad.

Teika sostenible

Teika ha puesto a prueba la instalación durante estos últimos meses, con una producción total de 20.000 kWh, y ha podido comprobar que, desde el mes de junio, el 74 % de la energía consumida ha sido aportada por la planta solar. La potencia instalada está muy por encima de la media de empresas y particulares de la provincia de Valencia que se sitúa en 55 kW, según datos del IVACE. La inversión realizada por parte de Teika en esta nueva planta fotovoltaica ha estado en torno a los 150 mil euros.