café vending

¿El café engorda? Te damos la respuesta

El café de Teika está tan bueno que algunos ven imposible que no engorde. El café no tiene ni una caloría, de hecho tiene media. Eso sí, conforme le añades otros ingredientes, como leche o azúcar, a algunas recetas puede ir incrementando el valor calórico, pero eso ya es cosa de cada uno.

Una de las especialidades de Teika, el buending vending, es el café. Nuestras máquinas los sirven recién molido, espumoso y… muy bueno. Todo el mundo lo dice. Y de tan bueno que es, nadie se cree que no engorde. “Si es bueno, seguro que engorda”, dicen. Pues no. “El café es una bebida con alto contenido en agua y su valor energético depende del contenido en azúcar que se le pueda añadir, pero en sí, no engorda, de hecho se le considera un elemento acalórico”, según explica la responsable de Calidad de Teika, Gloria Melià.

Por tanto, un café (sin azúcar) tiene una muy baja o casi inexistente densidad calórica (cantidad de energía que aporta un gramo de dicho alimento) que es aproximadamente de 0,55. Gloria Melià apunta que en 100 gramos de café (sin azúcar) podemos encontrar la siguiente composición nutricional:

• 0-2 kcal.

• 0,2g de grasa.

• 0,1g de proteínas.

• 97,8g de agua.

· 40 mg de cafeína.

El buen café no engorda tanto como el malo porque no necesita azúcar ni nada para que endulce y matice su amargor. El buen café está bueno. El de Teika es de tueste natural y 100% arábica. Su sabor e intensidad tienen un equilibro perfectos, por lo que no hace falta añadir nada más (que es lo que se suele hacer para disfrazar los efectos de una mala mezcla o fruto del torrefacto).

cafe de teika

Además, el café tampoco contiene nada de grasa, sino que encontramos minerales como: calcio, magnesio, fósforo, selenio y, sobre todo, potasio, así como vitaminas, en su mayoría del grupo B que son beneficiosas para nuestro sistema neuromuscular y elementos antioxidantes que ayudan a retrasar el envejecimiento de las células.

Si lo que solemos tomar es café con leche tampoco debemos temer a un exceso de calorías porque en las máquinas de Teika se sirve semidesnatada o desnatada (a elegir). Un café con leche semidesnatada contiene 30 kcal y si la leche es desnatada son 21 kcal.

Por tanto, sin calorías y tomando el café solo y sin azúcar no solo no engorda sino que además puede ser una aliado para mantener la línea. “Un capricho diario que no pesa”, bromea Melià.

¿Por qué el café de Teika está tan bueno?

Sí, nos lo dicen constantemente: ¿cómo es que vuestro café está tan bueno? Y precisamente lo que nos llama la atención es que os sorprenda. A ver, si es de especialidad, 100% arábica, con tueste medio, molido al momento… pues ¿cómo va a estar? Riquísimo, sí.

La principal diferencia del café de Teika del resto es que tiene una calidad mayor. Además, disponemos de máquinas con la última tecnología y la máxima precisión que hacen que cada café tenga el peso justo de grano y molienda, la cantidad y la temperatura exactas del agua que hacen que el sabor sea inmejorable.

En nuestros puntos de venta, como bien sabes, tienes la posibilidad de escoger el tipo de leche que prefieres. También la opción de medir el azúcar, o simplemente no añadir, ya que el buen café no lo necesita. Manolo Ferrer, barista de Teika, explica que poca gente sabe que el café “es una fruta y se recoge en el punto de madurez exacto por lo que contiene los azúcares naturales, que al tostarlo se caramelizan y pasan al agua cuando se infusiona con lo que aporta ya un dulzor natural”.

La figura del barista es fundamental cuando quieres que el café tenga el equilibrio justo porque existen muchas variables a la hora de prepararlo. “Un barista es como un cocinero: si tiene un  buen producto y sabe medir las cantidades y los tiempos, todo sale perfecto”. Ayuda también que, en el caso de Teika, las máquinas tienen una limpieza óptima por parte de los gestores de ruta que mantienen las perfectas condiciones de uso, a lo que ayuda (y mucho) la tecnología que avisa siempre de cualquier necesidad o incidencia.

Cafe teika vending

El barista de Teika destaca cómo “las máquinas de café han sido siempre un clásico dentro del sector del vending pero su relación con esta industria ha evolucionado mucho en los últimos años. Su distribución, diseño, presentación y tecnología ha permitido grandes cambios tanto la forma de ofrecerlo como la concepción que se tiene de su calidad”.

“Lo de los sabores ya es otra cosa. Ahí es donde demuestras que simplemente sirves café o eres lo que se denomina un coffe lover. Tenemos el de sabor avellana, el irlandés, el café moka o la crema de cacao y también las recetas propias, que nos piden cada vez más, como el white o smooth capuccino”, apunta Ferrer.

Por cierto, si te gusta el café y todo lo que tiene que ver con él, te encantará todo lo que cuenta (y cómo lo cuenta) Jesús Terrés en sus artículos de Traveler.

Aquí tienes algunos enlaces:

Guía para aprender a disfrutar del café

Hablemos de café

El papel del café en los grandes restaurantes